SALVO VIDAS. SOY UN CHEF

Conocí al televisivo Jamie Oliver en un programa de Localia (ver por aquí) en el que cocinaba en una casa de campo, tocándolo todo con las manos, esparciendo hierbas aromáticas a puñados, y poniéndo alimentos en la parrilla con una naturalidad que me enganchó. Me gustó bastante un libro excelente de su viaje a italia, y más tarde supe de su compromiso con la promoción de la alimentación sana en los colegios, pudiéndolo ver en un programa estilo reality show que tan bien se le da, enseñando a los niños cómo se fábrica en realidad una salchicha (a algunos no les quedó más ganas de probarlas), o luchando a brazo partido con los cocineros de los comedores escolares, sus viejas costumbres y los presupuestos ajustados para sacar adelante sus menús.

Ampliando este proyecto de la cocina sana en los colegios, Oliver trabaja en una iniciativa que llama Food Revolution
para inspirar a las familias a reaprender a cocinar (hoy en día se rompió la cadena de trasmisión del recetario familar): para recuperar la cocina sana, la cultura de la comida hecha en casa, que es la que puede recuperar la salud de una generación de niños que morirá diez años antes que sus padres por culpa de sus hábitos de alimentación saturados de azúcares (hasta en la leche embotellada) y comida grasienta en porciones.

Jamie Oliver plantea soluciones en una charla Ted (una organización sin ánimo de lucro dedicada a dar publicidad a las ideas que merecen la pena ser difundidas): todos los niños deberían salir de la escuela con nociones de cocina y alimentación, sabiendo hacer diez recetas de supervivencia que le ‘puedan salvar la vida’...

Para subtitular en español pinchar en view subtitles (junto al play).



3 Deja tu comentario pinchando aquí:

BLUGUIA dijo...

Grande, grande, grande Jamie Oliver. Tiene un libro que se llama "En casa con Jamie", que habla de su huerta, su manera de cocinar, su casa... es delicioso. Tengo ganas de comprar una parcelita para tener una huerta como él.

Fantástico enlace, por cierto,
Un saludo,

Dedo en la Sopa dijo...

Muy bueno en casa con Jamie. Tenía un problema en casa con los libros ¡No tenía dónde meterlos!, últimamente estaban desapareciendo en cajas debajo de las camas. Por fin vieron la luz todos esta semana en una nueva estanteria que va del techo al suelo. Más espacio me dije... Ahora ya puedo comprar más libros... Y de primero de la lista de libros pendientes estaba este de Oliver que tu comentas.

Un saludo Pablo y gracias por pasarte y comentar.

BLUGUIA dijo...

Paso siempre :-) Aunque ahora con el reader me da más pereza comentar :-(

El libro ese es GENIAL!!! recomendable 100%

Un abrazo,